Los diplomáticos de la ONU acuerdan concluir negociaciones sobre el TCA en 2013

-Comunicado de Prensa de Armas bajo Control-
Los gobiernos pasaron una resolución de celebrar la conferencia diplomática sobre el TCA el próximo año. Dicha resolución fue alcanzada con una mayoría sin precedentes de 157 sin precedentes votos a favor, 18 abstenciones y ningún voto en contra.
Para la coalición Armas bajo Control (Control Arms), los gobiernos que negocian un Tratado sobre Comercio de Armas (TCA) tienen que asegurarse que el próximo año la conferencia diplomática destinada a regular el comercio de armas valuado en US$ 70 mil millones sea un éxito.
Las discusiones llevadas a cabo en las últimas cuatro semanas en las Naciones Unidas sobre los pasos a seguir para las negociaciones sobre un futuro tratado destinado a regular el comercio de armas convencionales y municiones, terminó el 7 de Noviembre del corriente año con el acuerdo de celebrar nuevas negociaciones el próximo año.

Las negociaciones previas sobre el TCA, que tuvieron lugar durante la Conferencia Diplomática de Julio, terminaron en un fracaso después de que varios gobiernos, entre ellos los Estados Unidos, bloquearan el acuerdo al exigir la prórroga de que todos se pusieran de acuerdo sobre un proyecto de texto.

Los diplomáticos votaron el miércoles a favor de la celebración de una conferencia final de la ONU sobre el TCA en Marzo de 2013 con la estipulación controvertida que el texto debe ser acordado en el marco del “consenso” regla. Después de una intensa presión ejercida por la sociedad civil, la resolución contiene una cláusula de que si todos los Estados no son capaces de ponerse de acuerdo, la ONU mantendrá el tratado en su programa actual. Esto permitiría que el texto que se envíe a votación en la Asamblea General de la ONU más tarde en 2013.

Armas bajo Control ha expresado su preocupación por la decisión de pretender generar un acuerdo bajo la “regla del consenso”, poniendo en riesgo años de conversaciones.

La coalición está trabajando para mejorar el texto en torno a varias cuestiones. Una de las principales preocupaciones es que las municiones, cuyo comercio debe ser mejor regulado y supervisado, no se encuentran todavía debidamente incluidas. Otra cláusula podría eximir a las transferencias de armas del tratado si están etiquetadas como parte de un “acuerdo de cooperación para la defensa nacional”, dejando a muchos acuerdos actuales y futuros fuera del alcance de un TCA. Los activistas también están preocupados porque los criterios para negar una transferencia de armas estén actualmente fijados demasiado altos, por lo que algunas ofertas irresponsables aún podías deslizarse.